1/8/08

MANTENELLA Y NO ENMENDALLA

(Publicado en el DIARIO CÓRDOBA el 17-6-08)
La "miembra" del Gobierno de Zapatero, ministra de Igualdad le ha dado un tremendo patadón a la lengua hispana. Eso no tiene importancia. Hablando todos cometemos fallos. Lo elegante (perdón eleganta) es reírse del mismo, pedir disculpas y a otra cosa. Lo que no es de recibo es el tozudo empecinamiento de querer que su error sea admitido en el Diccionario de la R.A.E. No señora, ese diccionario recoge las palabra que mayoritariamente usamos los hispanohablantes. La suya es un desliz exclusivamente de su propiedad. No pretenda elevarlo a la categoría de ser incluido en dicho Diccionario. ¿No se da cuenta que es el hazmerreír de los españoles?

Manuel Villegas Ruiz