16/12/08

EL GUDARI MEÓN

Pueblo vasco, al que desde mi Andalucía, siempre he respetado, venerado, querido y sentido orgulloso de que seáis una parte imprescindible de nuestra España. Siempre he estado orgulloso de vosotros.
Durante siglos habéis demostrado vuestra bravura y espíritu indómito, corona de nuestra Patria.
Resististeis a los romanos, os opusisteis a los visigodos, y no os doblegasteis ante los islámicos.
Vuestros gudaris eran para mí el símbolo de la energía que poseíais Los respetaba, admiraba me sentía unido a ellos por mi también espíritu indómito heredado de mis antepasados iberos (Andalucía fue la cuna de esos indomeñables guerreros y la madre de los sabios tartesios).
Pero, mira por dónde, a un ibero bravo andaluz lo habéis defraudado.
Uno de vuestros gudaris, de los que pretenden separaros de vuestra patria hispana, cuando vio el cañón de una pistola pegado a su sien, se meó de miedo, pero no tiembla ni se mea cuando mata a alguien inocente a traición. ¿Esto es un verdadero gudari indomable?
¡Qué vergüenza para vosotros. Un guerrero vasco que se mea al sentir la muerte cerca.!
Eso no os ha pasado a los verdaderos gudaris. Habéis sabido hacer frente a la lucha, al dolor, al sufrimiento, al sacrificio y hasta a la muerte, estoicos, inmutables.
Sin embargo uno de vuestros ínclitos guerreros se mea de miedo cuando la muerte lo mira cara a cara.
¿Por qué lo consentís. Vosotros los que formáis el auténtico, indómito e insubyugable pueblo vasco?
Mandad a estos gudaris a donde pican las gallinas. Con razón Corcuera los llamó “gudaris de m…”.No son dignos de decir que os representan ni vosotros debéis tolerarlo. El pueblo vasco es más hombre, más entero, con más virilidad.
Acabad con ellos. Son vuestra vergüenza. No tienen la hombría suficiente para hablar en vuestro nombre.
En vuestras manos está, vosotros tenéis la solución. Los conocéis a todos, sabéis quienes son. No permitáis que digan que son vuestros abanderados.
No os merecéis que un meón diga que habla en vuestro nombre.
Si lo aguantáis os equiparáis al meón, para mí habréis perdido toda la consideración, la admiración y hasta el cariño que siempre os he profesado. Posiblemente esto os importe poco, pero vosotros y lo que estáis sufriendo sí me importáis.
Con esta actitud mantenida y consentida durante tantos años vais a lograr que el resto de los españoles os dejemos de respetar como siempre hemos hecho.
Si queréis conservar nuestra admiración y respeto, oponeros a ellos. No aguantéis que hablen por vosotros. Los demás estamos dispuestos a no consentirlo, tampoco lo hagáis vosotros. Vuelvo a decirlo, no os merecéis que un cobarde meón diga que os representa.
Agur, pueblo vasco de mi admiración y cariño.

Córdoba diciembre de 2008

Manuel Villegas Ruiz

2 comentarios:

juan dijo...

Querido Manolo: Estoy de acuerdo en muchas de las cosas que dices glosando la noticia del terrorista
que se meó cuando le cogió la policia. Sin embargo creo que has elevado a categoría un caso aislado. Esa gente es muy cerril
y solo tiene en el cerebro las ideas nazis de Sabino Arana inculcadas por gente del PNV ya más moderada (hipócrita ) como mi
ex colega Arzallus. Pero aun así
no creo que la mayoría se meen
cuando les engancha la policia. Por lo tanto no soy partidario de ese tipo de diatribas que parecen
dictadas por una actitud no muy equilibrada en este tema. Perdona
que te corrija un poco la primera
vez que comento un escrito tuyo.
Juan

Manuel dijo...

Contestación al comentario de Juan sobre el Gudari meón

Apreciado Juan.
Lo primero que quiero es darte las gracias porque me honres al leer lo que escribo.
No quiero establecer una polémica inútil e infructuosa.
Quiero mostrarte mi satisfacción por tu sana crítica. Éstas me estimulan y hacen que procure corregir mis errores que, como ser humano, se que tengo y muchos, para poder perfeccionarme cada día más.
Éste no es el primer etarra del que tenemos noticias de que se ha meado (uso genuino castellano) al ser detenido. Consta en los informes policiales que otros han hecho lo mismo y algunos, antes de deponer ante al juez, lo han hecho sobre ellos mismos, sin embargo algunos han demostrado más hombría, aunque hayan sido mujeres.
Posiblemente no haya sabido expresarme lo bastante bien para transmitir mi pensamiento sobre esos componentes de una vil banda de asesinos.
Estoy en contra de que ellos se autodenominen gudaris. Ya Corcuera dijo lo que pensaba sobre esos supuestos “gudaris”.
El gudari para mí es el guerrero indomeñable que no se rinde ante nada y que cuanto tiene que matar luchando noblemente lo hace a la cara y no a traición y por la espalda como estos miserables gusanos.
No he pretendido elevar a categoría el comportamiento de un cobarde homicida. Vuelvo a decir que he sentido desde pequeño gran admiración por los vascos españoles y los he considerado representantes genuinos de nuestra estirpe.
Yo también, aunque andaluz, procedo del Norte. El palacio solariego de los Villegas se encuentra en un valle de Santander. Fundaron en Burgos (supongo que con el avance reconquistador) un pueblo que aún subsiste y que se llama Villegas y seguro que mis antepasados vinieron con S. Fernando cuando reconquistó Córdoba, pues tengo documentados Villegas allá por el siglo XVI en le pequeña ciudad cordobesa (La Rambla) en la que nací.
Mi deseo es que, como es un lugar común que en Las Vascongadas todos os conocéis, los acorraléis y no les permitáis que digan que son vuestros representantes. Para mí, lo repito, son una miserable banda de asesinos a sueldo que nada tiene que ver con los verdaderos nobles vascos.
Te reitero las gracias por leerme. Y espero tus comentarios y, ¿y por qué no?, también tus críticas. Siempre los tendré en cuenta.
Manolo