19/6/12

EN TORNO A LA FECHA DE CONSTRUCCIÓN DE LA ESTATUA DE SAN. RAFAEL DEL CAMPO DE SAN ANTÓN

Enrique Redel en su documentadísima e inestimable obra para los cordobeses “San Rafael de Córdoba” nos habla del monumento consagrado a nuestro Santo Custodio ubicado en el Campo de San Antón .
Manifiesta que, aunque todos los autores que se refieren a este monumento están de acuerdo en que fue erigido en 1747, no quedó construido hasta el año 1748, según se desprende de las Actas del Ayuntamiento cordobés, y para ello arguye que en el cabildo del 28 de marzo del referido año, D. Martín González de Guiral expuso al Cabildo municipal que, ya que habían sobrado ciertos dineros obtenidos de unas funciones de toros llevadas a cabo en septiembre de 1747 para recabar fondos y construir la fuente de San Antón, con esta demasía se había construido y ya estaba concluido un triunfo de San Rafael situado en el mismo Campo de San Antón, y también dice que, si se había elaborado en dicho año, el Sr. Guiral no iba a ponerlo en conocimiento del Cabildo municipal tres o cuatro meses después.
Muestra el referido autor su reticencia a admitir que el monumento ya estaba erigido, y dice que el antedicho señor de Guiral no tardaría tanto tiempo en comunicarlo al Cabildo, si ya estaba concluido en el año 1747. Continúa con una serie de disquisiciones sobre el mismo tema y dice que si el pago no fue anticipado, pudo ser construido en el mencionado año y concluye manifestando que no es de tanta importancia fijar de forma indiscutible el año de su elaboración pero que, puede afirmar que se llevó a cabo en los últimos meses de 1747 o en los primeros de 1748.
En el Archivo Histórico Municipal de Córdoba he encontrado un documento fechado el 25 de enero de 1747 que es un contrato ológrafo suscrito por el maestro de dorador Pedro Blázquez y el caballero veinticuatro del Cabildo municipal cordobés que a continuación reproduzco con la ortografía propia de la época:

CONTRATO PARA DORAR Y PINTAR LA ESTATUA DE SAN RAFAEL SITA EN EL CAMPO DE SAN ANTÓN

Digo yo Pedro Blázquez maestro de dorador que por este me obligo a dorar y pintar la estatua del Santo Arcángel San Rafael que está puesta en el triunfo sito en el Campo de San Antón de esta ciudad cuya maniobra a de ser del modo siguiente es a saber toda la estatua de oro de lisa. Las alas por la parte de los encuentros doradas descendiendo hasta el estremo de dicha ala y por lo que toca a prumas seguidas de color a esesión de los cañones que han de ser dorados y por lo que toca a el escudo donde está el juramento a de ser desde el aranque hasta el final dorado en orla y el sentar de a color azul y las letras doradas y la diadema dorada, la nube de color de su propia ymitación y el pez estañado a lisa. A todo lo referido me obligo por el prezio de trescientos reales de vellón los que se me han de dar en dos porzión de aciento y cincuenta reales cada una. La primera para empezar y la segunda cuando balla echa más de la mitad de la obra cuia obligazión ba echa a favor del señor D. Martín González de Guilar cauallero Veinte y Cuatro de esta ciudad de Córdoua y diputado de dicha obra y dicho señor se obliga a entregarme la espresada cantidad y para su abono lo firmó el dicho señor y yo el otorgante siendo testigos e sr. Don Pedro de Banega y el sr don Martín de Vera. Córdoba y enero 25 de 1748.
Firman: Martín Gonzalez de Giral y Pedro Blazquez
El contrato espresado lo aseguro y me obligo en la forma espresada a su cumplimiento y a continuación de este espresaré los recivos de los maravedíes contenidos. Y para que conste lo firmo en Cordoua en 24 de enero de 1748.
Joseph de Leal Cortés.
Recibí por quenta de la cantidad contenida en este contrato diez pesos de a quinze reales cada uno. Córdoba enero 25 de 1748.
Son 150 reales de vellón.
Lucas Cortés.

Hasta aquí el referido contrato del que podemos extraer varias consideraciones:
1ª El apellido del maestro dorador es Blázquez, como se puede leer en el mencionado documento, cuya digitalización obra en mi poder y no Vázquez como figura en el texto de Redel. Esto puede ser debido a un error de escritura del secretario del cabildo municipal o de interpretación de lo escrito.
2ª El contrato lo firman el mencionado dorador y el caballero Veinticuatro Martín González de Guiral, diputado para la dicha obra por el Cabildo Municipal. En el siglo XVI era costumbre del mencionado Cabildo que, cuando éste decidía llevar a cabo algún trabajo o gestión diputase para ello a dos caballeros veinticuatro y a un jurado que eran los responsables de culminar la misión que se les encomendase. Estamos hablando del siglo XVIII por lo que puede ser que, en esta época, fuese un solo caballero el que recibiese la encomienda de realizar algún trabajo, cosa que, casi de forma general se hace hoy.
3ª El documento está suscrito por ambos el día 24 de enero de 1748 y en él se menciona que el referido triunfo se encuentra situado en el Campo de San Antón. Es de suponer que ya totalmente terminado y dispuesto para ser dorado, ya que si no, no se comprende cómo se puede firmar un contrato de trabajo para ejecutar una obra sobre une efigie que no esté definitivamente concluida, por lo que se puede afirmar que dicha imagen tuvo que ser totalmente realizada y terminada en el año 1747, o acabada en los primeros días de 1748 y puesta en el mencionado Campo antes del 25 de enero del mencionado año.
La afirmación de Redel de que el caballero de Guiral en el mes de marzo de 1748 comunica al Cabildo municipal que ya está concluido, considero que puede referirse a la total terminación de la imagen, dorado incluido, labor llevada a cabo por Pedro Blázquez, por lo que entiendo que hay razón para concluir que el referido triunfo fue elaborado en el año 1747 y, a partir del 25 de enero de 1748, el maestro dorador realizó su trabajo, y, por ello el caballero veinticuatro comunica al Cabildo municipal en marzo que éste ya estaba efectuado.

Manuel Villegas Ruiz
Dr. en Filosofía y Letras (Gª e Hª)